domingo, 27 de julio de 2008

Un Renault 18 Rural se nos cruzó sobre Avenida de Mayo y Bolívar. Bajó la ventanilla un cazarecompensas y nos apuntó con un arma a mi amigo y a mí, aunque en realidad apuntaba a dos metros más allá y no nos podía pegar. "¿Saben dónde está el Mono de Jade?", preguntó. -¿Lo qué?, exclamé.-El mono de Jade, el artefacto... ¿No lo vieron a Duhalde?-No.-Hay que buscarlo-, dijo y salió arando.Luego comencé a recibir muchos mensajes de texto y llamadas extrañas al celular, para ir desovillando el asunto. Resultaba que el Mono de Jade era un artefacto antiquísimo que contenía poderes inimaginables, y Duhalde lo estaba buscando para intentar conquistar el mundo, o el PJ, que es lo mismo. Se suponía que yo tenía que investigarlo, pero toda la información me llegaba sólo al celular, y no tenía mucho que hacer. En un momento creo que lo encontró, y ahí no me acuerdo más nada. Se ve que habrá conquistado el PJ y eso marcó el inicio del apocalipsis.

Autor: elfaco.
Segui a @elfaco en Twitter en: www.twitter.com/elfaco

4 comentarios:

AnahiTxT dijo...

Genial y trágica historia!
Me mantuvo concentrada los 30 segundos que duró la lectura, todo un logro para mi cabeza desacomodada.

daindart dijo...

toda una aventura e! jj

Adso dijo...

Tengo entendido que Duhalde, con el mono de Jade, sólo buscaba reducir el tamaño de su cabeza.
Nunca se saben las cosas en este país, que desgracia!

Willowcita dijo...

ME SEGUIS EN TWITTER?