sábado, 12 de abril de 2008

El laberinto del Minoperro.

Soñé que jugaba con Lola -mi perra beagle- y la perseguía por mi casa,que no era la casita en la que vivo actualmente sino una casa chorizoenorme, laberíntica y vieja pero aún así estaba buena. La casa estaballena de pasadizos ocultos, trampas y fantasmas, pero la perra parecíaconocerlos a todos y las formas de esquivarlos y sortear cualquierobstáculo. Cada vez se me hacía más difícil seguirla porque se ibahaciendo más pequeña y escurridiza hasta llegar al tamaño de una ratagrande. En ese momento sólo podía guiarme por los sonidos de sus uñasal rasgar el crujiente suelo de madera. De repente al caer en una delas trampas me encuentro encerrado en una habitación minúscula yoscura con una terrible sensación de claustrofobia y entonces es ella(Lola) quien rasca las paredes para rescatarme. No puedo hacer más quealentarla con silbidos y llamados ya que el poco espacio del quedispongo no permite movimiento alguno.Finalmente despierto -a las 3 AM, carajo mierda- y la desgraciada estátratando de excavar una entrada a la casa a través de la puerta delpatio (este párrafo final no es soñado, por si hace falta laaclaración).
Autor: alllwars
Segui a alllwars en Twitter: www.twitter.com/alllwars

2 comentarios:

Derinterpreter/Derdolmetscher dijo...

A las barras espaciadooooras!!!! a las barras espaciadooooras!!! do' pesito' la barra e'paciadora!!!

insanademente dijo...

Me dea 5? Me hace' precio?